domingo, noviembre 05, 2006


¿Por qué muchos educadores se esfuerzan por seguir generando escenarios de aprendizaje con un soporte (afectivo y social) rutinario, lento y poco desafiante? Si lográramos cambiar esto, nuestro amigo Calvin no se lamentaría tanto.

Vínculos a esta publicación:

Crear un vínculo

<< Página Principal