sábado, agosto 18, 2007

Se vienen los “Nativos Digitales”


Artículo Publicado el 5 de Agosto 2007 en Agrupación Chilena de Blog, por El Club de Lulú

Se vienen los “Nativos Digitales”

Una nueva generación invade el ciberespacio rápidamente. Son los nativos digitales, aquellos “teens” que nacieron cerca de un computador personal o un Nintendo, que han visto los mouses y teclados desde pequeños y aprendieron a interactuar con ellos naturalmente, los que no conciben ir a revelar un rollo para ver las fotografías que tomaron, los que consideran una pérdida de tiempo escribir una carta y enviarla por el correo tradicional.

Los nativos digitales nacieron con la tecnología alrededor, por lo que no han desperdiciado un minuto de su vida en aprender a utilizar lo que les rodea, simplemente lo hacen. Y como tales, tienen códigos de comportamiento y lenguajes asimilados, a los que los inmigrantes podemos seguirles la pista pero nunca aprehenderlos del todo.


Los veinteañeros y treinteañeros que hoy alimentan el fenómeno de la web 2.0 debieron pasar por los Atari, diskettes de 5 ¼, largas listas de comandos en C, vieron nacer el sistema Windows (y a Bill Gates amasar su fortuna), tuvieron que aprender a usar un mouse, hicieron búsquedas en internet antes de Google, armaron sus primeras páginas en Geocities, chatearon por ICQ e IRC. A ellos se les llama “inmigrantes digitales”, pues fue una tecnología que conocieron ya grandes, con la que debieron familiarizarse para dominarla.

Ahora que los nativos digitales van llegando a la adolescencia, los estudiosos de la sociedad (y del consumo, pues ya tienen poder adquisitivo) les han puesto los ojos encima. Así, MTV y Microsoft se unieron para hacer el estudio “Circuits of Cool“, mientras que Nickelodeon realizó el estudio “Digital Playground”, cuyos resultados son complementarios y se presentaron de forma conjunta.

En total, se entrevistó a más de 18.000 personas de entre 8 y 24 años en 16 países (Inglaterra, Alemania, Holanda, Italia, Suecia, Dinamarca, Polonia, EE.UU., Canadá, Brasil, México, China, India, Japón, Australia y Nueva Zelanda), para concluir que:

”El joven promedio conectado a la tecnología digital tiene 94 números de teléfono en su teléfono móvil, 78 personas en su lista de amigos en un sistema de mensajería y 86 personas en su comunidad virtual. A pesar de la inmersión tecnológica, los digi-niños no son geeks (personas con una gran fascinación por la tecnología y la informática),- 59% de los chicos entre 8 y 14 años de edad, todavía prefieren a sus televisores más que a sus computadoras personales y sólo 20% de jóvenes entre 14 y 24 años de edad, a nivel admite estar ‘interesado’ en la tecnología. A pesar de esto, ellos sí son expertos en hacer muchas tareas simultáneamente y tienen la habilidad de filtrar diferentes canales de información“.



Además, se pudo ver que a pesar de la alta influencia tecnológica, los pasatiempos de los jóvenes no han variado mucho:

“Lo que hacen ahora niños y adolescentes, no ha cambiado significantemente en los últimos quince años. Aunque los chicos están sometidos a la tecnología desde el día en que nacen, todavía disfrutan ver televisión (85%), escuchar música (70%), estar con amigos (68%), jugar videojuegos (67%) y pasar el tiempo online (51%). Al convertirse en adolescentes, cambia la prioridad de sus pasatiempos favoritos. Encabezando la lista de pasatiempos de los jóvenes de 14 a 24 años, está escuchar música (70%), seguido por ver televisión o estar con amigos, ambos alcanzando el 65%. Seguido de ver DVD (60%), relajarse (60%), ir al cine (59%), pasar tiempo online (56%), pasar tiempo con novia/o (55%), comer (53%) y estar en casa (49%)”.

Otros puntos a destacar son:
La comunicación electrónica no reemplaza la interacción cara a cara, sino que la mejora.
La comunicación digital tampoco compite con la televisión, más bien se retroalimentan.

A pesar de lo que se podría creer, no son las mujeres las que tienen más amigos/contactos, sino que los hombres de 18 a 21 años.
A pesar de su fama “geek”, los jóvenes japoneses se relacionan más por celular que por internet, ya que suelen juntarse más fuera de sus casas que comunicarse por internet. Al revés, en China los jóvenes se contactan mucho más por comunidades virtuales en la red que por teléfono.

Y aunque Chile no fue incluido en este estudio, también tenemos gente en nuestro país preocupada por lo que pasa con los jóvenes e Internet. Así la consultora Divergente realizó el estudio “El fenómeno Fotolog en Chile”, un fenómeno que está pegando fuerte, pues somos el país latinoamericano con más fotologs inscritos (casi 2 millones!).

Aquí se da un interesante fenómeno, pues aunque globalmente son menos las mujeres que los hombres que usan internet, el 70% de los fotologs chilenos pertenecen a mujeres. Incluso se ha convertido en una forma de medir la “popularidad” entre colegialas, que son el “núcleo duro” de usuarias.

Como ejemplifica “El Mercurio”: “Hay una relación entre tener más posteos y ser popular. Cuando hay fiestas, por ejemplo, hay gente a la que todos conocen y otros que pasan más inadvertidos, y eso es porque sus sitios han sido más o menos visitados”, dice, con conocimiento de causa, Valeria Contreras (16). En su sitio, sólo a los 10 minutos de subir una nueva foto, ya tiene 20 nuevos posteos que comentan sus creaciones”.

El mismo diario cita al sicólogo Miguel Arias, quien dice que una explicación a que las mujeres mantengan más fotologs sería nuestra personalidad más disciplinada y sistemática.

Sin duda que estos estudios son los primeros de muchos por venir, y que los fotologs y comunidades virtuales son los primeros espacios que estos chicos conquistan de muchos por venir.

¿Y… qué pasará con los inmigrantes digitales cuando los nativos se tomen los espacios? Sólo una palabra puede responder a eso: “continuará…“.
Para saber más:

Artículo completo... (en Agrupación Chilena de Blog / El Club de Lulú)

Etiquetas: , ,

0 Comentarios:

Publicar un comentario

Suscribirse a Comentarios de la entrada [Atom]

Vínculos a esta publicación:

Crear un vínculo

<< Página Principal