martes, marzo 03, 2009

Claves para enfrentar el retorno a clases en familia

Claves para enfrentar el retorno a clases en familia

Este difícil periodo del año puede traer más de un dolor de cabeza, por ello pedimos a un experto algunas recomendaciones para enfrentar este proceso con éxito.

por
Jorge Silva
La vuelta a clases supone retomar un ritmo y una rutina que para la mayoría de los estudiantes es exigente, ya que implica responsabilidad, disciplina y dedicación.

Luego del periodo de vacaciones, junto con el regreso a clases de los estudiantes, se inicia para toda la familia un proceso de ajuste que conlleva un grado de estrés para todos.

Por tanto, es recomendable que cada integrante de la familia esté dispuesto a colaborar en este proceso, para que sea más llevadero e impacte lo menos posible en el desempeño de las responsabilidades de cada uno y en las relaciones al interior de la familia.

Es indispensable entonces afrontar este periodo como grupo familiar y resolver cada situación en forma colaborativa.


LA OPINIÓN DEL EXPERTO
Para el psicólogo educacional de la U. Central, Miguel Arias, la forma en que enfrentamos y nos aproximamos a la vuelta a clases es central en los resultados a nivel de rendimiento, satisfacción y calidad de vida de los niños y niñas. "Dejar todo para última hora puede generar estrés en el núcleo familiar. Frente a esto, lo mejor es tomarse 3 a 4 días para, paulatinamente ir cambiando los horarios, responsabilidades y alimentación de los niños, es decir, crear hábitos", indica el profesional.

Según su opinión, una posibilidad es comenzar a desconectar la TV e Internet dos o tres horas antes de dormir; otra, es complementar lo anterior levantándose más temprano, una o dos horas, hasta lograr el horario escolar.

MINIMIZAR EL IMPACTO
El impacto que causa el regreso a clases depende, en gran medida, de la forma en que los padres planifiquen el regreso, el valor positivo o negativo que se da a la experiencia y el acompañamiento a los nuevos desafíos que enfrentan los niños.

Para Arias, es necesario tomar algunos resguardos para que este impacto sea menor.

Para ello, el profesional hace algunas recomendaciones a los padres para que puedan controlar este impacto:

- Evitar un discurso familiar que repita o refuerce la idea que el colegio o el trabajo es terrible y que es lo peor que nos puede pasar. Lo mejor es lograr ver los elementos positivos del regreso al colegio o al trabajo.
- Tomarse 3 a 4 días para organizar el regreso.
- Modificar la alimentación y cuidar especialmente del desayuno.
- Promover rituales que ayuden a comenzar los horarios de sueño y vigilia.
- Hablar con los niños acerca de los temores o desafíos que visualizan para este año escolar.
- Los niños tienen un sistema nervioso altamente flexible frente a la experiencia, por esto, no se debe perder la oportunidad de estimularlo y desarrollar sus habilidades cognitivas y sociales.
- Mantener una escucha activa y enfocada en los niños, centrada en sus nuevas experiencias en el colegio.
- No olvidar que toda experiencia nueva genera ansiedad, pero no debe superar los niveles adecuados para la salud. Se debe atender las señales del cuerpo.
- Acercarse a los profesores de los niños. El mejor negocio en educación es el trabajo en equipo y compartir la información.
- Si se enfrenta una situación donde se pierde el bienestar familiar o personal, buscar ayuda de un profesional de la salud, como la de un psicólogo.

EL ROL DE LOS PADRES
En este escenario, es fundamental que los padres asuman una posición conjunta y apoyadora.

Para ello, Arias sugiere que los jefes de familia adopten un rol de mediadores de experiencias positivas.

"El abrir posibilidades o mundos es un rol que los padres pueden tomar para potenciar las habilidades y competencias de sus hijos. Otro factor importante es la escucha activa, desde los intereses y preocupaciones de los niños, no desde el mundo de los adultos", enfatiza el facultativo.

Asimismo, el experto recomienda no presentarse como un modelo social temeroso o que sobrerreacciona frente a las nuevas experiencias sociales. "Los nuevos escenarios se pueden abordar con una actitud positiva y buscando el apoyo de los demás", indica Arias.

Finalmente, el psicólogo asegura que es una buena práctica preguntar a sus amigos y conocidos por experiencias exitosas para enfrentar el regreso a clase de los niños y, en caso de requerirlo, solicitar apoyo de un profesional a nivel de información y estrategias concretas.

Publicado por LaTercera.com el 25/02/2009
Link http://www.latercera.com/contenido/679_104604_9.shtml

Etiquetas: , ,

1 Comentarios:

A la/s martes, marzo 03, 2009 3:46:00 a. m., Anonymous Anónimo dijo...

Lei el enlace y me permito solicitar que no olviden a la educacion parvularia en esto,los vinculos entre el/la niño/a y su familia en esta etapa son mucho mas estrechos y si no contamos con su apoyo los periodos de adaptacion son mucho mas complejos la sala cuna y el jardin permiten flexibilizar los tiempos de cada niño/a y respetar sus ritmos lo ... Leer másque idealmente deberia suceder en la educ.basica por lo menos en primero,pero es un sistema tan estructurado que es imposible!!. Pero los consejos de la nota son muy acertados ¡Gracias!

Carolina L.

 

Publicar un comentario

Suscribirse a Comentarios de la entrada [Atom]

Vínculos a esta publicación:

Crear un vínculo

<< Página Principal